El Elemento Tierra, a nivel personal, representa aquello que contiene tus raíces, valores, creencias, herencia familiar y los sentimientos acerca de tu autoestima.

También es estabilidad y solidez, cualidades sobre las que el resto de los elementos pueden crecer y desarrollarse, y se siente a través de lo tangible, lo que puedes captar con los sentidos físicos.

Es el elemento en que encuentras en todo aquello que da sustento a tu vida en el plano material (comida, dinero, propiedades…). Así, si estás bien conectad@ de forma saludable con su energía, esto se demuestra en incrementar estos aspectos, importantes para tu autoimagen y autoestima.

Cuando hay exceso de energía en el elemento Tierra, te pones en situaciones en las que quieres crecer, pero no tienes fuerza para ello, ya que en realidad no quieres cambiar (exceso de fijación). También puede manifestarse como sensación de estancamiento en las relaciones personales, aburrimiento, excesivo interés por el dinero o bienes materiales, problemas físicos como estreñimiento, cólicos renales…

En cambio, la carencia de energía se manifiesta como falta crónica de estabilidad en el trabajo ó ingresos, sensación de estar “en el aire”, cabeza perdida todo el tiempo en las nubes, sensación de vacío interior, dificultades para acabar los proyectos, mala relación con el cuerpo físico, problemas alimentarios…

En conexión con este Elemento, amplías la facilidad de vivir en este mundo material, creando tu propia estabilidad y seguridad desde el interior y alrededor de tí.

Aquí algunas claves para trabajar con tu Elemento Tierra:

 

  • Date el permiso de tener el derecho a existir. Esto que parece tan obvio, en muchas ocasiones no lo practicamos. No sientas que eres menos que los demás, que no mereces, que no eres digno de vivir tu vida como desees y hacer aquellas cosas que quieras. Tienes derecho a ocupar tu espacio en la vida al igual que los demás, ni más, ni menos, a ser amado por el simple hecho de ser quien eres, y a que tus necesidades se vean satisfechas.
  • Practica la perseverancia. Este es un buen ingrediente para conseguir aquellas cosas que deseamos. Para ello, puedes empezar por ponerte alguna disciplina, como meditar, hacer ejercicio, etc. y no saltártelo. Después de este pequeño entrenamiento, lo podrás aplicar a otros aspectos de tu vida.
  • Confía y desarrolla tu confianza. Mi maestro de Yoga nos decía a menudo “Confiad en la vida”, y funciona. El miedo es una de las emociones que hace que bloqueemos energía en este elemento. Debes entender que el miedo en la mayoría de ocasiones está causado por el apego, y ello puede hacer por otra parte que te quedes atrapado en este elemento, dando demasiada importancia en tu vida a lo material, y olvidándote del resto.
  • Libérate de tus creencias e ideas preconcebidas. Estar abierto a recibir y no bloquear la energía de este elemento cayendo en ideas que piensas que son inamovibles y no te permiten ver más allá. Aprende a reconocer lo que te conviene y lo que no, sin alimentar tus sistemas de creencias programados, simplemente confiando en la espontaneidad de la vida.

 

Si eres suscriptora del Acceso Exclusivo, accede a «Hoja de ruta para integrar el Elemento Tierra«, además de otros recursos como mini talleres, ebooks, meditaciones, rituales, clases de yoga y técnicas corporales …

Para profundizar más en el trabajo con Elementos, inscríbete a «Descubriéndome a través de los Elementos«. Descuento del 20% si eres suscriptor de Acceso Exclusivo

Related Posts