Varias corrientes hablan de la sacralidad dentro de lo que es el acto sexual; el tantra budista, tantra hindú, la alquimia taoísta, e incluso la Alquimia medieval (bajo el nombre del “matrimonio alquímico”). Cada una de éstas con diferentes sistemas, pero todas con el objetivo de transmutación, de elevar el sexo a práctica espiritual, sin renunciar al placer.

Se dice que “todos los actos de amor y placer son ofrendas a la Divinidad”. En mi caso serían a la Diosa, pero también puedes ver la Divinad como la que existe en tí. Esto me hace pensar que en las corrientes que tienen que ver con la Magia no existe la sexualidad sagrada, pero sí la Magia sexual, que puede llegar a tener el mismo objetivo, y de la que ya hablaré en otro artículo.

Siguiendo con el tema, la sexualidad sagrada transforma, eleva la vibración de quien la practica. Ésta une los opuestos: masculino/femenino, cielo/tierra, energía sagrada/energía profana, buscando el equilibrio, buscando la acción de la dualidad, como el principio hermético de generación, el que nos habla de que los resultados vienen a través de la interacción de las dos fuerzas, la energía masculina y la femenina.

A través del sexo sagrado, los amantes buscan el despertar espiritual. De hecho, este es requisito importante para que realmente sea efectiva esta práctica. Las personas involucradas deben efectuar no sólo en el momento del sexo, sino en su vida diaria:

  • Trabajo psicológico entre la pareja. Comprensión mutua.
  • Trabajo con las energías. Prácticas espirituales diarias, como la meditación por ejemplo, o cualquier técnica energética.
  • La entrega entre ellos. La confianza absoluta, pues son dos energías que van a interactuar la una con la otra…¿dejarías que interactúe la energía de otro en quien no confías con la tuya propia?

Existen diferentes técnicas dependiendo de la tradición, en las que se recomienda evitar la eyaculación del hombre, pues se dice que en ese caso derramaría su energía.

Si desean trabajarlo así, hay ejercicios y técnicas para facilitar al hombre tener un orgasmo sin eyaculación. En todo caso, esto es decisión de los practicantes y de si practican alguna tradición en concreto o desean practicarla.

Lo mismo se podría decir en el caso de la mujer: existen técnicas que además de preparar para el encuentro sexual, mejorarían el estado del suelo pélvico, los ovarios (reducir molestias menstruales, evitar problemas en esta zona), e incluso por supuesto mantener la tensión muscular de la vagina, que se va perdiendo por edad, partos, no ejercitar dicha musculatura, etc. e incluso la mejora en la líbido, en caso de estar débil.

En la Alquimia se habla del caldero y el fuego. Se dice que el fuego no debe ser ni muy alto para que no queme, ni muy bajo para que no caliente. Esto nos quiere dar a entender que los amantes deben tener cierta excitación sexual, pero controlando. A través de la meditación diaria (y la práctica), se puede aprender a controlar las emociones más viscerales, para no acelerar el proceso y dejar a medias el intercambio de energías.

El taoísmo nos dice que a través de los amantes, se juntan las energías yin y yang, y éstas se controlan desde el perineo hasta la coronilla, antes de compartirla. Estas dos energías principales Yin y Yang facilitan tanto al hombre-Yang, como a la mujer-Ying la fluidez de la energía de fuerza vital.

En el hinduísmo, es en toda esa zona intermedia, desde el perineo hasta la coronilla, donde se encuentran repartidos los 7 chackras principales, siendo el de la coronilla el chackra correspondiente a la iluminación.

La energía vital es aquella que nos mueve, que riega nuestros centros energéticos y relacionada en el plano físico con el buen estado de salud, físico y mental, que nos hace sentir sanos, energéticos y en sintonía con la vida.

Existen 3 niveles en cuanto a la preparación del acto sexual según el taoísmo:

  • Físico. Dependerá de cada una de las personas: efectúar alguna práctica de respiración, visualización…en todo caso, se trata de conocerse uno mismo. Si el hombre tiene baja energía Yang, por ejemplo, será como el fuego del que hablaba antes, que no tendrá la suficiente temperatura para calentar el caldero. Funciona igual al revés, entonces una vez te conoces, puedes elegir las técnicas correspondientes.
  • Emocional. Evidentemente, se supone que existe una atracción mutua, e incluso inexplicable, como si una fuerza magnética los hubiera juntado, sobretodo al principio de una relación, o si los amantes no se ven a menudo. Sin embargo, a veces sucede que la pareja pierde un poco ese magnetismo, y se siente distante. En estos casos, también se debe hacer un trabajo conjunto (según el taoísmo pueden ser prácticas meditativas, de alimentación, de ejercicio…) para recuperar la fuerza romántica y reestablecer la sintonía con el compañero. Esta parte emocional no se debe subestimar, pues es una fuerza muy potente, las emociones actúan con fuerza sobre cuerpo y mente. Esto es muy conocido también en Magia Sexual.
  • Espiritual. Lo ideal sería que en la pareja capte el uno la energía del otro. También existen prácticas para esto, como meditar juntos antes del acto, juntar palmas de las manos y sentir, etc. Así, si tu compañer@ estuviese baj@ de energía, podrías ayudarle elevándola con la tuya propia, y la otra parte podría hacer lo mismo contigo si fuera el caso.

Este es un tema muy amplio, y es como cualquier otra técnica de crecimiento que implica el nivel físico, mental y emocional, y el espiritual. Se trata de crecer, no de banalizar como se hace en ocasiones algo que puede ayudarnos en la evolución.

También me gustaría remarcar que cada vez que tenemos una relación sexual hay intercambio energético, y como digo siempre cada uno es responsable de cuidar de su propia energía.

Tomando esto en cuenta te recomiendo fortalecer y trabajar en tu propia energía si no tienes pareja fija, o has estado con una persona de energía no deseable.

Por cierto, también existe la posibilidad de trabajar en todo esto mencionado antes de forma solitaria, pero ese es otro capítulo 😉

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *