La Diosa Lilith ha llegado hoy en día a ser un símbolo muy poderoso en cuanto a diferentes aspectos femeninos. Sin embargo, es considerada “Diosa” de una forma más tardía.

Se cree que este ser mitológico viene de los demonios mesopotámicos llamados Lilû, en femenino Lilitu, que eran monstruos nocturnos.

En el folclore judío, Lilith era la primera mujer de Adán, ignorada durante mucho tiempo, pero ahora ensalzada debido a su historia.

En la historia más conocida sobre ella, fue capaz de rechazar a Adán porque no aceptaba estar a su servicio, no importándole perder la comodidad de vivir en el Edén, cosa que sucedió como castigo por desobedecer.

Así, en el exilio, fue la madre de muchos demonios (íncubos y súcubos) y adquirió una fama terrible, según la cual, por las noches mata bebés y abusa sexualmente de hombres para tener más hijos demoníacos.

Hoy en día, la imagen de Lilith ha sido también utilizada como símbolo de feminismo, así como Ella no cedió al yugo de estar bajo un hombre, que representaría en este caso el patriarcado.

De esta forma, muchas veces se ve a Lilith como “odiadora de hombres”, cargándola de una energía de lucha y rabia.

Sin embargo, en vez de centrarnos en este aspecto más extremista de Lilith, lo haremos en el sentido de poder interno. independencia, y porqué no, misterio y libertad o apertura sexual.

Lilith puede ofrecerte esa sensación de poder que adquieres cuando te das cuenta de que puedes crear para tí libertad emocional, sexual e independencia.

Cuando esto es así, a través del autoconocimiento y trabajo de crecimiento, cambia la imagen que tienes de tí misma, dejando de depender de la opinión de los demás.

¿Qué puedes hacer para integrar a Lilith en tí?

  • Descubre cuáles son tus sombras. Lilith en astrología se ve como la “Luna Negra”, e incluso así es su símbolo. ¿Qué aspectos de tu feminidad ves como “oscuros” y te cuesta aceptar o integrar?

  • Libera tabúes. En ocasiones, existen tabúes dentro de cada una de nosotras, que ni siquiera nosotras hemos “colocado” ahí, pero que sin embargo, nos afectan a la hora de tomar decisiones o hacer cosas que deseamos.

  • Trabaja en tu independencia emocional. Puede que durante mucho tiempo, hayas estado tomando tus decisiones o viviendo tu vida en base a lo que los demás desean, por no perder relaciones o “el qué dirán”. A Lilith no le importó nada de eso, supo las consecuencias y aún así, decidió ser libre.

  • Conócete a nivel sexual. Una vez has liberado tabúes en diferentes aspectos de tu vida, puedes conocerte mejor a este nivel, y Lilith es una gran acompañante para ello. Este conocimiento y liberación afecta a otras áreas de la vida, como la autoestima, y como dije antes, la independencia emocional.

ARQUETIPO SEKHMET: EL PODER EN TI

Afrodita, tú…y la sexualidad sagrada

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.