Aunque en la mitología griega  no fue considerada una Diosa, hay otras fuentes que dicen que sí, mucho más arcaica, relacionada con el Sol y la sexualidad. Todas conocemos el mito de Ella, en el que Atenea y la propia Medusa representan caras de una misma moneda.

Medusa  era una bella sacerdotisa dedicada a Atenea, de largo y hermoso cabello muy envidiado. Fue la Diosa misma quien la castigó convirtiéndola en el monstruo que todos conocemos de mirada que convierte en piedra.

Ella es un ejemplo perfecto del principio de que potenciamos aquello  que reprimimos, y esto regresa una y otra vez hasta que es aceptado.

La rabia que sentía Medusa le hacía llevar de cara hacia los demás una “máscara”, mientras que Atenea literalmente es una Diosa con coraza.

Equilibrar/sanar estos aspectos, te ofrece recibir de Atenea el valor, la fuerza y el coraje, y de Medusa las capacidades sanadoras y regeneradoras a través de la aceptación de la propia sexualidad y autoestima.

Aquí te dejo un vídeo publicado en mi canal YouTube con más información. Suscríbete para no perderte información 😉 gracias.

 

 

Abraza a la Diosa Oscura en ti

ARQUETIPO DE ATENEA. CÓMO RECURRIR A ELLA Y NO CAER EN SU SOMBRA

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *